sábado, marzo 28, 2015

Crumb 0323


impregnaciòn





sobre el techo En la ola oculta
apartados de los mediodías
posados los vasos en sus lástimas
moqueando tupido y díscolos
los hermanos se besan las palmas
el uno saca fotos
la una se posa en el alero
no salta pero posa

la tarde se hace noche de brisa
restituyen olvidados y es por eso los mocos
se acuerdan de Batato
putean a todo aquel q niegue importancia
en la hora oculta En un pliegue del techo junto al desagüe

ella quiere beber y leer
el sacar mas fotos y sollozar en silencio.








impugnación

 

 

 

jueves, marzo 26, 2015

Campamento indio de Ernest Hemingway





En la orilla del lago habían preparado otro bote, y dos indios esperaban a su lado.
Nick y su padre se ubicaron en la popa y los indios pusieron la embarcación en movimiento. Uno de ellos remaba. Tío Jorge se sentó en la popa del bote del campamento. El indio joven lo alejó un poco de la orilla y después subió para remar.
Las dos embarcaciones empezaron a navegar en la oscuridad. Nick oyó el ruido de las horquillas del otro bote, más adelante, pues la niebla le impedía verlo. Los nativos remaban con golpes rápidos y violentos. Nick estaba recosta-do, y su padre lo rodeaba con el brazo. Hacía frío en el lago. El indio remaba con todas sus fuerzas, pero el otro bote siempre le llevaba ventaja.
-¿Adónde vamos, papá?- preguntó Nick.
-Al campamento indio. Hay una señora muy enferma.
-¡Ah!- dijo Nick.
El bote del Tío Jorge llegó antes a la otra orilla. Cuando ellos desembarcaron, aquél estaba fumando un cigarro. La oscuridad era completa. El indio joven empujó el bote hacia la playa y Tío Jorge les dio cigarros a los dos remeros.
Después atravesaron una pradera empapada de rocío. El indio joven iba delante con el farol. Pasaron por el monte y siguieron un rastro hasta el camino para el transporte de trozas que volvió hacia las colinas. Allí había más claridad, pues el monte estaba cortado a ambos lados. El guía se detuvo y apagó el farol de un soplido. Finalmente, avanzaron todos por el ancho camino.
Dieron vuelta una curva y apareció un perro ladrando. Más allá se veían las luces de las chozas de los leñadores indios. Unos cuantos perros más salieron al encuentro de los recién llegados. Los dos indios los hicieron regresar a las chozas. En la que estaba más cerca del camino había luz en la ventana, y en la puerta esperaba una anciana con el farol encendido.
Adentro, una india joven yacía en una tarima de madera. Durante dos días trató de dar a luz. Todas las ancianas del campamento la ayudaron. Los hombres, por su parte, iban a fumar al camino, lejos de allí, para no oír los quejidos de la mujer. Estaba gritando cuando Nick y los dos indios entraron detrás de su padre y Tío Jorge. Ella estaba acostada en la tarima inferior. Parecía enorme bajo la colcha. La tarima de arriba la ocupaba su marido, que tres días antes se había cortado un pie con el hacha. Fumaba en pipa. El olor de la habitación apestaba.
El padre de Nick ordenó que pusieran un poco de agua al fuego, y mientras ésta se calentaba habló con el muchacho:
Esta señora va a tener un hijo, Nick.
-Ya lo sé.
-No, no lo sabes -prosiguió el padre-. Escúchame. Está sufriendo los llamados dolores del parto. La criatura quiere nacer y ella quiere que nazca. Todos sus músculos están tratando de que salga la criatura. Eso es lo que ocurre cuando grita.
-Comprendo -asintió Nick.
En ese instante, la mujer lanzó un fuerte quejido.
-¡Oh! ¿Y no puedes darle algo para calmarla, papá? -preguntó el joven.
-No. No tengo ningún anestésico. Pero sus gritos no tienen importancia. No los oigo, porque no tienen importan-cia.
En la tarima superior, el marido se volvió contra la pared.
La mujer que cuidaba el agua indicó al médico que ya estaba caliente. El padre de Nick fue a la cocina y echó la mitad del líquido de la enorme olla en una palangana. En el agua que quedó en la olla puso varias cosas que llevaba envueltas en un pañuelo.
-Esto tiene que hervir -dijo mientras empezaba a lavarse las manos en la palangana con el pan de jabón que había traído del campamento.
Nick observó atentamente el cuidado con que su padre se restregaba ambas manos. En ese momento volvió a dirigirle la palabra:
-Como verás, Nick, primero tiene que salir la cabeza de la criatura, aunque a veces no ocurre así. Entonces se producen muchos inconvenientes para todos. Quizá tenga-mos que operar a esta mujer. Dentro de un ratito lo sabremos.
Una vez terminado el minucioso lavado, se dispuso a trabajan
-¿Quieres retirar esa colcha, Jorge? Prefiero no tocarla, ahora que tengo las manos bien limpias.
Luego, cuando comenzó a operar, Tío Jorge y tres indios sujetaron a la mujer, que en una ocasión mordió a Tío Jorge en el brazo, haciéndole exclamar.
-¡India perra de porquería!
Y el indio que remó su bote lanzó una carcajada. Nick sostenía la palangana al lado de su padre, que tardó largo rato. Finalmente, sacó la criatura, le dio una palmada para hacerla respirar y la entregó a la anciana.
-Mira, es un niño, Nick. ¿Qué opinas, como practi-cante?
-Que está muy bien -dijo Nick, mirando hacia otro lado para no ver lo que hacía el padre.
-Así. Eso es -dijo éste poniendo algo en la palanga-na.
Nick apartó la mirada de nuevo.
-Ahora hacen falta varias puntadas. Haz lo que te parezca, Nick. Si quieres mirar, mira, y si no, no. Voy a coser la incisión anterior.
Nick no observó la operación. Ya había perdido toda curiosidad...
Su padre terminó, incorporándose. Tío Jorge y los tres indios también se pusieron de pie. Nick llevó la palangana a la cocina.
Tío Jorge se miró el brazo, y el indio joven sonrió al recordar la escena del mordisco.
-Te pondré un poco de peróxido, Jorge -le dijo el médico.
Luego se inclinó sobre la mujer, muy pálida y quieta y con los ojos cerrados. Había perdido el sentido.
-Volveré por la mañana -explicó el doctor, ponién-dose de pie-. La enfermera de San Ignacio llegará aquí a mediodía con todo lo que necesitamos.
Se sentía muy alegre y locuaz, igual que los jugadores de fútbol reunidos en el vestuario después del partido.
-Esto es como para publicarlo en el boletín médico, Jorge -manifestó-. ¡Imagínate! ¡Hacer una operación cesá-rea con una navaja y coser la herida con hilo de tripa! ¡Casi nada!
Tío Jorge estaba apoyado contra la pared. Seguía mirándose el brazo.
-¡Oh! No hay duda de que eres un gran hombre -afirmó.
-Ahora hay que echarle un vistazo al orgulloso padre. Generalmente, son los que más sufren en estas pequeñas tragedias. Aunque debo reconocer que se portó bastante bien.
Pero al retirar la colcha que cubría la cabeza del indio sacó la mano mojada. Entonces subió al borde de la tarima inferior y miró la otra con la ayuda del farol. El nativo yacía con la cara hacia la pared. Un tajo de oreja a oreja atravesaba su garganta. La sangre formaba un charco en la parte del lecho hundida por el cuerpo. La cabeza descansaba sobre el brazo izquierdo, y la navaja abierta estaba encima de las frazadas.
-Hazlo salir a Nick, Jorge -dijo el doctor.
Pero no hubo necesidad de hacerlo, pues Nick, desde la puerta de la cocina, pudo ver la tarima cuando su padre, farol en mano, echó hacia atrás la cabeza del indígena.
Empezaba a aclarar cuando regresaron al lago por el camino de los leñadores.
-Estoy arrepentídísimo de haberte traído, Nickie -dijo su padre. Ya había desaparecido el regocijo que sucedió a la operación-. Ha sido algo espantoso, poco conveniente para ti.
-¿Y las mujeres siempre sufren tanto cuando dan a luz? -preguntó Nick.
-No, esto ha sido algo excepcional, muy excepcional.
-¿Y por qué se suicidó él, papá?
-No sé, Nick. No habrá podido aguantar lo que ocurrió, supongo.
-¿Se suicidan muchos hombres en casos como éste?
-No muchos, Nick.
-¿Y las mujeres?
-Es raro.
-¿No se suicidan nunca?
-¡Oh! Sí. A veces lo hacen.
-Papá...
-¿Qué?
-¿Adonde fue Tío Jorge?
-Volverá enseguida.
-¿Se sufre mucho al morir, papá?
-No, creo que no. Nick, depende...
-Luego se sentaron en el bote: Nick en la proa, y su padre remando. El sol ya se asomaba por las colinas. Un róbalo saltó y formó un círculo en el agua. Nick introdujo la mano en el líquido, que estaba tibio no obstante el severo frío matinal.
A esa hora temprana, en el lago, sentado en la popa del bote, mientras su padre remaba, Nick tuvo la completa seguridad de que nunca moriría...


miércoles, marzo 25, 2015

impugnación




Dibuje-te mientras dormías 

Te dibuje durmiendo
Hice un águila  de ojos muy grandes y buscadores
 

Afuera  sabían entrar 
 y el aire y el viento          desde afuera 
                          también 
    sabían entrar

Dormías como una flor diurna 

     Hiberna dragona
                                       en el aire
Te envolvías   en pétalos   como de nube   dorada   o verde bilis... 

                 Brillante 

un rayo 
  partió la imagen 

               sólido 

        impregnado de futuro

  (como)

                                                        Un bebe






martes, marzo 24, 2015

Disposición espacial de mis Bibliotecas _one parte _





La dos junto a la tres comparten la pared noreste

Es la mas próxima a su vez de mi
(escritorio) Se ordenan de arriba
a abajo idealizados parte uno
de mis libros preferidos; 

La poesía y el erotismo;

literatura argentina; latinoamericana;
hispana. Libros de pensadores, teatro.






a su par la biblioteca dos  
se corresponde con un orden
ligeramente corrido del de la anterior
posterior numéricamente y de arriba_a_abajo
:
parte dos de mis libros preferidos; 
literatura inglesa, norteamericana, alemana, 
rusa; policial, resto de Europa, oriente.
Libros de pensadores, Historia del Arte.

















sábado, marzo 21, 2015

SUBNOTA a Fogwill

 “soportar el peso inexorable / 
de lo que no existe.” 
Roberto Juarroz




Estoy en el velatorio de Fogwill
estoy en una cama sin limites
me disparan por la espalda
me acuchillan
me gritan
me huelen
veo como mordisquean la mano de alguien
huelo la sangre y el olor de demasiados cigarrillos 


intente dormir
solo conseguí pegar un ojo y no por demasiado tiempo
no con demasiada preponderancia 


Fogwill aun muerto fuma
el aire en su entorno y no en su entorno ya esta lleno 

de su humo
hay una chata en el piso y un tenedor 

sobre un espejo 
sobre un plato 
dentro de un balde 

en perfecto equilibrio 

un pelotudo 
se rasca el bolsillo de atrás
no pude dormir no pude comer
el parasito se pegó a mi 

atenazando/me  con unas piernas largas

Fogwill
bosteza muerto 

ya lo nombre 3 veces y no quiere reaccionar
se hace el boludo


enfatiza q no va a dejar ni un Mándala

reconozco
a la langosta
pero

la langosta 
fue
solamente un bicho  le pareció.






Linchan a Chuca



Se quieren trenzar a patada limpia Yeguas Canguros de los desiertos mas sucios Quieren linchar a Chuca por mala, por abogada y por rubia. (No suelo ser tan coyuntural como hoy en general). Tiene una profesión nada bien vista E cherto! y bebe güisqui a menudo, pero... pará; Chuca es abogada?!. si. mirá vos, no sabia. q si. ok, ok. no sabia. Y q mas sabes? (q) Le quieren sacar lo´ ojo´, prenderla fuego y tirarla en un zanjón.
Para las parapoliciales del sentido: ¿A cuanto la cremona? 





martes, marzo 17, 2015

Bestiario La otra tierra


Hay un conejo
q es una liebre muerta
Fumo parisiennes
desde q robé de mi padre
mi primer pucho
Tengo gustos constantes
soy casi una piedra q se mueve lento

Hay un conejo y un desierto
un topo
unas cuantas jirafas en llamas 

Fui el conductor de un carrito de rulemanes
Fui un casi camello negro
un contemplador
una ontología viviente

Me acusaron de muchas cosas 

pero 


          solía ser tan poco



como-explicar-los-cuadros-una-liebre-muerta
.

Cabeza de Cola;deTigreDragón (/ trash vertion/ poetry visual)






“Hay algo peor que la angustia de la página en blanco. Algo peor que no tener ninguna historia que contar: es haber oído demasiadas, y no poder olvidarlas”. Fabián Polosecki 

Brillantina las alas del tiempo E n las manos de la plaza Arena
La pelicula se resuelve en la ulllllltimisima escena filmada en vivo en una quinta de ... Pilar Todos serán invitados
 

 




Sin avisar a la
ma
yoria de la sorpresa En cada lugar de la casa hay unos finitos churros
soretes humeantes y menos pero hay referencias a Davinci alquimistas ocultistas y el Timeo





Sigo (brillantina) "Flujo libre" canta-grita: "todo es una mierda aquí y ahora" Fue 
su canción eslogan
 leiv motiv mas reciente "- Soy todo lo q dicen q soy. en realidad Elegi ser yo quien decide ser todo lo q dicen q soy. Revertir los premios y castigos


         Tres:0



















sábado, marzo 14, 2015

El pensamiento es una sandia




"Siempre me ofreció güisqui" (auto-biografía de un otro) de Próxima aparición. 
Insustancial. Innumerable. Imposible de asir. 
"Suena el teléfono, pero no es tu llamado, 
llama equivocado 
para hacerme sufrir."
Pedile al grano de arena q no se enferme
q no se haga perla
costra



Una vagina 

Un peine Un termotanque 
Un ventilador de techo Un almanaque 
Un repasador con flores Un poema en un idioma sin país 
Un hilo de color dorado Una remera Una perla de acero 
Un suspiro Un árbol Una mano 
Un diente Un Dos Un 5 
Una gota dulce en el mar





entre un mal letal 
y una flor de loto



El tiempo es veloz.  
Desierto de Gobi. Antes de Gutenberg. En la ruta de la sedaEl sutra del diamantePedile al grano de arena q no se enferme.      Un calendario de piedra.        
                         
Vengo de ahí /campamento /
y los tiempos son propios_
Es decir: No cívicos_  

"8 ... ¡Este Discurso revela la Iluminación Perfecta que Transciende las Comparaciones!" "10... No, Señor. No existe una doctrina que pueda ser aprendida." 


Un sueño. Una sandia.



"Siempre me ofreció güisqui" (auto-biografía de un otro) 
de Próxima aparición. 
Insustancial. 
Innumerable. 
Imposible de asir.



viernes, marzo 13, 2015

Samba _ o 3ª persona _

Reviso y agrego palabras a un textito viejo y me llega el tango del 28 "Mama, yo quiero un novio"
(que sea milonguero, guapo/
y compadrón). Lo busco. Encuentro otro llamado "Compadrón" cantado por Tita. Me asusto. Pienso en Mariana (mítico personaje de este escarnio). Resuelvo sumarlo a la fiesta. Pienso en la mujer como formación rocosa y dual. Se me astilla el alma de pensar de mas. "Compadrito a la violeta,
si te viera Juan Malevo
que calor te haría pasar... "







Como ya estoy cansado de contarte, amiga, usted ha sido muy mala, pero muy mala conmigo. Recientemente y a lo largo de meses en los que fui vapuleado por su ira contenida (nunca demostrada en su mayor expresivo) aprehendí el callar. Así yo, por lo tanto, el último vestigio para actuar que creo poder al expresarme, es en este momento jugar con tonos dejados de lado hace muchas estaciones y ver pasar al tren con sus pareceres, desde la orilla, sin que su mal pueda darme alcance. Es decir:

Hace poco escribí mi primer coment seriamente desde que tengo una P.C.

(Cagué: Está todo en manos del destino). Si tengo o no oportunidad de que me vean y pegarme la capucha, capucha, contra el mural de escritores y pares. O bien, mejor regalarte la batata y la bata y cagarme en que me dejen comentarios tales como: “pibe no servís”; “¿terminaste la primaria?” Y cosas así. Así estamos amigos.

Felicidades en este y en cualquier otro.

Ya que.

El psiquiatra lo derivó a un psicólogo de experimentación conductista. _Esto no es solo poco frecuente sino por sobre cualquier otra especulación algo bastante poco verosímil aunque especifico y muy cercano a lo verídico_. El trabajito en cuestión se asentaba en tener los diálogos en un estado semipúblico, para así, ir superando el notable palpitar de su cuore debido a una fobia leve y la consabida depresión crónica de la que todos informados ya fuimos. (Leve, debiera de ser tomado de forma juguetona o al menos bola, ya q la levedad se expresa rotundamente y no de modos módicos, como ud, tan bien estudió, mi querido lector. Filosofía esta de bailongo o sonajero).

El señorito de los sueños despiertos se enterró a si mismo en lo profundo de un lago de aguas calmas en su superficie y te espero: 
se ahogaba dando lugar a sus palabras gastadas; hablase. Se fue a una tierra de agua salada en medio de un mar de encantos perdidos. Un mar de lava tierna. Hola, amor, fue lo que se le oyó decir después, solito sin que ningún sociólogo se lo produjera, ni él mismo.

Continúe G.

No.

¿Que cree que represente que no quiera hablar ahora que ya comenzó?, el terapeuta indagó. 
Supongo que algún pancho se me soltó de la galera y que los sueños se me ahogaron en un pequeño mar putrefacto. G. bromeaba sin énfasis.

Los monos se iban agrupando en torno de los dos hombres. El muelle se colmaba de monos sanos de la mentalidad y observaban la clínica.

- Lo que creo es que debo tener un pasado inquieto con quien jugar a la muerte y capacidad de boicotearme que demuestro en múltiples ocasiones.

Silencio. /

Así como Lola fue separada de su hermana siamesa y como Lau leía por quinta vez “mi lucha”, G. devenía en Athorino. 
El psicólogo había estudiado de joven la carreraza de odontología y le hablaba en el presente del muelle de esta forma; tuteándolo por primera vez: ¿... verdaderamente viviste con Laura, la que llamás “loca”?

Pienso en la mujer como formación rocosa y dual.

 O

 Mama yo quiero un novio - Tango – 

Cansada de los gomina,
los niños bien y fifí,
ayer oí que una piba
con bronca cantaba así:

Mama, yo quiero un novio
que sea milonguero, guapo/
y compadrón,
que no se ponga gomina,
ni fume tabaco inglés,
que pa’ hablar con una mina
sepa el chamuyo al revés.
Mama, si encuentro ese novio
juro que me pianto,/
aunque te enojés.

Ayer un mozo elegante
con pinta de distinguido
demostrando ser constante
desde el taller me ha seguido,
mas cuando estuvo a mi lado
me habló como un caramelo
del sol, la luna y el cielo
y lo pianté con razón.

Mama, yo quiero un novio
que sea milonguero, guapo/
y compadrón,
de los del gacho ladeado,
trencilla en el pantalón,
que no sea un almidonado
con perfil de medallón.
Mama, yo quiero un novio
que al bailar se arrugue/
como un bandoneón.

Yo quiero un hombre copero,
de los del tiempo del jopo,
que al truco conteste quiero
y en toda banca va al copo.
Tanto me da que sea un pato
y si mi novio precisa
empeño hasta la camisa
y, si eso es poco, el colchón.

Mama, yo quiero un novio
que sea milonguero, guapo/
y compadrón,


Letra: Roberto Fontaina.
Música: Ramón Collazo.

Grabaciones: el primero en llevarlo al disco fue el cantor Alberto Vila el 2/9/1928 (el párrafo inicial introduce en la temática, para que pueda ser cantado por un varón). También lo hizo Roberto Díaz con la Orquesta Víctor. Muchas cancionistas lo registraron, entre ellas: Juanita Larrauri, Margarita Silvestre, Gloria Vélez, la japonesa Ranko Fujisawa y, entre las más difundidas, figura la interpretación de la uruguaya Nina Miranda con Donato Racciatti.

FALTA

FALTA

_Puterio_









Él: -Sabes? Creo que sos una paranoica al pedo.

...



Ella: “Me lo hizo tan fácil. Me dejó sin toda esa cháchara tan de vueltero.”

...



Mariana estaba agradecida de su sequedad; nada de humedades inútiles. Simplemente la dejó y pronto. Se fue como llegó, a su película, en un lateral, una escena pequeñísima y casi sin tiempo.

Todo fue veloz: se enamoraron (algunos especulan solo calentura) , se desvistieron y terminaron.

Ella llegó en colectivo que paró en la esquina apestada de personas. Digo bien: apestada de personas. Ella odia a la gente. Me buscó con la mirada... hasta que clavó sus dos faros asesinos en mi. Después fuimos a un bar y nos pedimos un te, abundante agua caliente y una cerveza helada de tres cuartos. Ahí es donde me contó de su separación y de lo fácil que le resultó “el tramité”, me tiró.

Creo que yo me enamore de ella apenas la vi, ya hace 15 años. Lo digo y no lo puedo creer.



Edición cinematográfica:

Y a mi que carajo me importa”, oigo a su cara hablar, que me saca del cuento, porque ella habla con toda la cara y a veces hasta con los hombros.



En otoño, tenemos esa costumbre: pedimos en un bar ...lo que dije antes ...cerveza, té... pero nada mas si nos deseamos mutuamente.

Cosa que pasa porque ella se peleo con alguien y no porque se haya fijado en mi alguna vez. Para ella yo solo soy un confidente de siempre, un amor, pero no EL AMOR.








................................................................................









PUTERIO


_Falta_










listado de opiniones sobre el tema:

en la primera parte se pretende tomar la ausencia como presencia y en la parte de numero dos lo opuesto: un montón de palabras y especulaciones livianas que nada digan dejando al descubierto una critica social o al menos una ...

-ese chico no te conviene nena. No tiene proyectos. Aparte me suena muy raro como se expresa. Para mi que oculta algo feo y se quiere cubrir con vos. No lo escuches nena, te lo digo porque me parecés una buena chica. Ethel.

-mirá flaco, esa es un calienta pava de primera, histérica, búscate otra, man. Adrenalino.



jueves, marzo 12, 2015

S/T o Un poco de puterio infernal o La conciencia q duerme







... tal vez el triste momento de reconocerse en lugar de Sisifo, como un escarabajo, transportar una gran bola de caca. Trabajar al pedo. Con caca la inutilidad se expresaría a sus anchas, pensó en decir, pero supo silenciarse el tono. Tal vez el espectador medio se dedique a la mendicidad. Tal vez exista un espectador medio, tal vez sea policía o ejecutor de ordenes, trabaje en mac donalds, dogmatice niños, camine derechito por las calles veredas y no arroje a una anciana a la vida, ni a las baldosas, ni cuando pasa un colectivo bajo sus ruedas o, preste un arma o, se cace 

le llore el nene; diga
 tal vez, "exista el espectador medio" y diga, utilice la expresión "pistola" y aun no haya nacido.
Tal vez     pidió     prestados unos cuantos libros de arquitectura ahí atrás, algunos de fotos... Se ponga chomba muy abotonada q pasa por el agua y no se si no hay amor o pena o miedito, donde él. 

La caca puede bien ser abono y energía renovable; despojos jirones, polvo, q espera su reutilización... 






Sobre la mesa del fondo se ven unos posavasos junto a un hombre q piensa.









---------------------------------------------------------------------------------------------------------------



 
Veni Chuchi, hoy va-a-hacer especial: Hoy vas a entrar en la historia 

                                Dejate de 
                                                            joder con boludeces. 




---------------------------------------------------------------------------------------------------------





Amor se fue; mientras duró

de todo hizo placer.
Cuando se fue
nada dejó que no doliera. 
                _____________________    
 Macedonio Fernandez / Amor se fue.




martes, marzo 10, 2015

IDA



la mañana o mediodía después, lo fichás de soslayo y pensás que, de haber llegado a esas instancias en horas como padecés en estos minutos, (minutos que te son horas) no te lo hubieras volteado; que solo tuvo suerte por ser de noche; a lo sumo, de haber pasado a la tardecita… porái… pero que te hubiera encantado quedar sin cama.

Lo mirás no con asco pero, con ganas de que desaparezca de, tu mundo lo antes posible, le inventás apodos ofensivos y sabés, que de haberte tocado sola al volver de la fiesta, la cosa hubiera sido igual de satisfactoria pero menos penosa.

Athorino sueña que lo querés. 



Algo contigo
carabelas de la nada (y no,
calaveras de la nada)
-un perro 
muy chico 
es 
como 
una mujer 
sin tetas
-Bueno... Cual sería la raza más chica que aceptarías?
-Una mujer







Se toparon frente a jeta desencajada en una mañana de lunes; y en los ventanales de la tienda los empleados estiraban una prenda sobre un maniquí que tenía los ojos como ella: Lau. Así se vieron de una, por vez primera, en frente al local de ropa rosa y verde manzana. En los interiores de un shopping con olor a pino lux.

Convivieron. Se peleaban todas las noches antes de comer y antes de garchar.

Un mantra para hacer el mal sos. Le esputaba Athorino a su Lau cada post-garchadas. A mis referentes empiezo a conocerlos antes que lo sean; y vos ya no estas en mi menú a idolatrar, ni en el de tragarme tus findes, ni siquiera el de ponerte cuernos cada jueves sin levantar sospechas. Ella no habla.

Terapia.

Me dejás, me odias por no tenerme. A veces la historia hace cosas raras con tus gustos.

Esta vez me disparás con un arma. Una chica se cita con su ex para despedirse; hacia un mes que no se veían. Seguramente reflexiono demasiado.

Cuando te tuve bajo el mismo techo y los soles salían cada mañana sin nadie pedirlo, y los días eran una bendición profana y feliz … cuanto te amaba?.

Los gatos se acumulan sobre las calles, ella es tu muñequita vudú. Que grupo canta a la noche del miedo?; terapia.

Un mantra. Para hacer el mal, como una noche antes de comer. Antes de garchar.

No retener nada; no es el disparo no. Es el delirio que no se fue antes. Es la época que se vivencia tanto en el interior y así en la superficie de las cosas y mas allá. Dos soledades no hacen cosa buena si se juntan.



Oráculo

Un amigo te dejó tirado en la calle, borracho en la noche

Creyó a los que hablaban mal sobre tu ser de bien

Dos chicas y un varón morirían a lado tuyo si llegaba el caso a vos te parecía justo

Tus padres te compraron por guita y te negaron la identidad biológica

Ahora te vienen a buscar los abogados con los médicos, para internarte en alguna institución para aplacar a diferentes que escapan a las normas sociales. Consideran que esta bien de moverte tan al margen de los mandatos públicos.

Leonas:

Y encima son lindas

Gabriel le pregunta si se cogería a su hermano

"Decían que el invierno…" es una buena línea para empezar cualquier relato. Decían que el invierno fue el más frío que recordaban cuando y sin dejar la queja en el aire, ella lo abrazaba por el brazo (abraza el brazo convendría decir) y desde él, salía algo así como un gesto que recompensára tál despliegue de cariño. Si embargo él iba a dejarla esa misma tarde. A pesar del amor, del clima y de que por ella se hubieron de fundir los planetas nuevamente, el universo cobraba sentido, y que él la amó. Tal es así, que al Lau dispararle (desde los tobillos escondieras el arma; ella hablaba con ye casi mil veces; pobre de él) la miró hasta con ternura. Olvidaría todo. Se pajearía en su memoria bajo las colchas del hospital sucias.

El papelito tenia escrita la palabra “depende”. Lo encontró en la calle.

Te veo los ojos centellear a través de un recinto de duda

Me tengo que ir 

4 010 0267